HONRANDO LA MEMORIA DE SU FUNDADOR Y GERENTE GENERAL
VALERIO SÁNCHEZ ESPINOSA
1952 - 2015

El Sr. Valerio Sánchez inició como vendedor de piezas para autos, viajando hasta el interior del país desde muy temprana edad, conociendo una gran cantidad de personas. Con el pasar de los años, se convirtió en un gran conocedor de repuestos para autos, decide independizarse y gracias a su iniciativa logra crear su propio negocio denominado en aquel entonces Repuestos y Servicios Sánchez, en donde vendía de todo un poquito.

Con el deseo de superación y seguir creciendo observa cada vez más oportunidades que se van abriendo en el mercado automotriz, y determina profundizar más en el negocio, le llamó la atención un segmento específico del mercado, y decide especializarse en la línea de transmisiones automáticas, es entonces cuando nace Partes Automáticas, S.A., en octubre de 1998, con nuevas metas para alcanzar, y nuevos horizontes que explorar.
En aquel tiempo una empresa del extranjero interesada en lo que se dedicaba, lo visita, y le brinda su apoyo nombrándolo distribuidor exclusivo de la marca Alto en nuestro país. Así inicia un camino de retos, que con gran sabiduría, logra sacar adelante. Cada vez fueron llegando más empresas interesadas en que Partes Automáticas vendiera sus repuestos en Panamá, convirtiéndonos en sus distribuidores de partes para transmisiones automáticas.

Don Valerio fue un hombre emprendedor, luchador, inteligente con una creatividad e iniciativa inigualable, no se dejaba vencer por los obstáculos, sino que encontraba la forma de resolverlos, ya que su actitud positiva ante la vida y su FE, siempre lo guiaron al éxito. Su carisma y su don de gente, lograron la estima de muchas personas, y sobre todo de sus clientes, de los cuales ganó varios amigos, por ello, una de sus muchas enseñanzas siempre fue brindar una atención personalizada a los clientes.

Al Sr. Valerio le gustaba tener su inventario surtido, para satisfacer la demanda de sus clientes y encontrar solución a cada necesidad específica, por lo tanto, nos inculcó a todo su equipo de colaboradores siempre esa ideología. Compartió sus conocimientos a sus vendedores y les enseñó cosas muy importantes; decía que el negocio era como una escuela en la cual todos los días se aprende; guiaba como un maestro y un líder a todos, no importaba cuál fuese su función, gracias a ello, hoy en día, hemos podido continuar con su trayectoria.

El Sr. Valerio fue muy cooperador, comprometido en ayudar a las demás personas: apoyaba actividades escolares, fiestas religiosas, donaba a instituciones benéficas, brindaba su granito de arena al necesitado, le gustaba incentivar el deporte tanto en niños, jóvenes y adultos, como por ejemplo: el béisbol y el ciclismo. Además, perteneció al Cuerpo de Bomberos ingresó como Miembro Voluntario, y alcanzó el rango de Capitán de la Cía. de Bomberos de San Carlos.

Fueron muchas las experiencias que adquirió a través de los años, lo cual lo convirtió en un gran empresario, padre, esposo, abuelo y amigo, nos sentimos muy orgullosos de Él, y le damos Gracias a DIOS por permitirnos compartir a su lado innumerables e inolvidables momentos.

DIOS mediante, Su Legado seguirá Vivo.

Fuiste nuestro Héroe y serás nuestro Ángel, DIOS Te Tenga en La Gloria.